Nuestro presidente Alfonso García se ha pasado por nuestros medios de comunicación y ha analizado la situación del equipo a falta de un tercio para que finalice el mismo: “La verdad es que la temporada está siendo complicada por varias razones. La primera es que antes de empezar la situación por la epidemia y el impacto económico que ha tenido en la sociedad y el nulo apoyo al deporte semiprofesional, aficionado o al deporte federativo de clubes por todas las administraciones. Todo el mundo se queja y al final se están recibiendo ayudas menos los clubes, que estamos dejados y olvidados. Los colaboradores han tenido que dejar de apoyarnos por la situación económica”.

“El deporte con personas con discapacidad física es un grupo de riesgo alto en cuanto a posibles contagios. No hemos tenido muchos, ha habido algunos. Estamos en el mes de marzo, llevamos quince jornadas disputadas y al fin y al cabo está siendo un trabajo duro y concienzudo en evitar los contagios. Las medidas de seguridad están siendo ejemplares, nos está costando esfuerzo. Poco a poco vamos avanzando en una temporada que no creía que íbamos a llegar a estos niveles de juego con todos los partidos disputados y ninguno pendiente”, continúa.

Una apuesta de futuro

Este año se antojaba complejo antes de empezarlo. Multitud de factores han impulsado un proyecto joven, de futuro y con la ilusión y las ganas por bandera. Así lo explicaba nuestro presidente:  “La directiva tomó una decisión viendo cuales eran los pocos recursos que nos quedaban y las pocas oportunidades que veíamos de que nos pudieran echar una mano. No es cuestión de pedir más dinero, ya que las subvenciones se han mantenido más o menos, pero nos pagarán a final de año. Al final nos dirán si nos subvencionan el 100 % de lo que hemos gastado o no. Es un hándicap de que no puedes obtener fondos y nos lleva a que no podíamos hipotecar el club con jugadores con contratos profesionales”

“Optamos por algo que es competir. Y hemos competido, hemos jugado quince partidos pero claro, la competición de tú a tú con clubes que tienen un potencial económico apoyados por grandes empresas que han seguido con ellos o apoyados, ya no solo por un Ayuntamiento, si no por las diputaciones. En Madrid no tenemos y los equipos han mantenido un nivel de plantilla alto. Estamos compitiendo. Analizando, ha sido un acierto total rejuvenecer tanto la plantilla y tener cuatro veteranos. El resto, son jugadores que no han jugado en competición o cinco menores de 20 años. Tenemos una plantilla de futuro, a día de hoy no puede competir de tú a tú, pero está avanzando. El cuerpo técnico es increíble”.

Optimismo ante nuevos retos

“El futuro lo veo mucho más optimista. Nos estamos convirtiendo en un club joven y de futuro. Este año ya hemos aportado cuatro jugadoras a la Selección Sub-22 de Madrid, que ha competido en el campeonato de España y que quedó campeona. Estamos ilusionados. Se planteó jugar sin marcador, nos van a dar palizas de campeonato pero nosotros vamos a lo nuestro, vamos a que en dos o tres años tengamos un equipo joven, con experiencia y que sí pueda hablar de tú a tú muchos años por delante a cualquiera. Eso lo estamos consiguiendo porque la ilusión y las ganas aún perdiendo partidos por 50 o 60 puntos”, afirma Alfonso sobre lo que le espera al Getafe BSR a corto plazo.

“Lo del cuerpo técnico es vital. En 2016 ellos hicieron a este equipo campeón de Europa y hoy está trabajando con chicos de quince años y les están haciendo jugadores de baloncesto en silla. Ellos admiten que es anecdótico, que perder 70 puntos no importa y que el objetivo es hacer jugadores de futuro. Los veteranos están recibiendo palizas que no han recibido nunca y ellos quieren seguir así, porque ven que los jóvenes están creciendo y nos hace ver el futuro con optimismo. Bajaremos este año, perderemos la máxima categoría y seguiremos con el mismo objetivo y las mismas armas porque los recursos son los que son. al final te planteas lo que estamos haciendo. ¿Es bonito? Pues que cinco o seis jugadores que no han participado nunca en competición oficial, que han salido de las escuelas y que de pronto estén a nivel de todo el mundo, participando y luchando contra jugadores que han sido campeones del mundo, de Europa…. es un orgullo verlo con las ganas que lo están haciendo”, concluía.