Toca hacer balance de la temporada. Con los jugadores ya de vacaciones, Alfonso García, presidente del club, ha valorado una difícil temporada en la que se sacan aspectos positivos: “Ha sido una temporada, que si la analizamos, con el covid, con muchos problemas para poder entrenar, los pabellones no se abrieron hasta dos días antes de empezar la competición, colaboradores que se dieron de baja… pintaba más bien negra. Hubo que optar por decisiones complicadas, hacer un equipo muy joven, dimos ese paso”, afirma el presidente.

“Una vez que han pasado 22 jornadas, hemos conseguido seguir adelante, sin poder ganar un partido pero con una gran experiencia adquirida y una gran satisfacción de ver como han crecido, jugadores sin experiencia en competición. Se han fajado entre los mejores del mundo. Viendo esto, sin tener contagios, hemos conseguido más bien que mal entrenar y seguir. La valoración tiene que ser muy positiva, no tanto en lo deportivo, pero sí en el ámbito de mantener el mismo bloque con un año de experiencia”, continúa con mucho optimismo de cara al futuro.

De hecho, Alfonso se muestra muy satisfecho con lo que ha logrado el equipo tanto dentro como fuera del parqué, con una evolución notable de la plantilla: “Lo más positivo es las ganas e ilusión de gente muy joven que accede a la alta competición y tiene ganas de competir, algunos dicen que el verano se les va a hacer largo. Tienen ganas tanto los pequeños como los veteranos. El cuerpo técnico ha sido de diez. Esta campaña va a ser muy difícil de olvidar, va a ser positiva al 100 %”, dice.

Para concluir, el presidente rojillo confiesa que hay que tener ‘las ruedas’ en el suelo en esta nueva campaña que arrancará en octubre: “En Primera División nuestro primordial debe ser es continuar la línea que llevamos de que los chavales jóvenes sigan avanzando, haciéndose jugadores y no perder la categoría. A nivel de categoría es mantenerla. Cualquier otro objetivo de ascender y demás creo que no viene a cuento actualmente, tenemos que ser realistas, pedirles un esfuerzo a los veteranos de que continúen apoyando y a los jóvenes, que todo lo que han aprendido que lo pongan en práctica”, finaliza.