Un mal último tiempo condena a un gran Getafe (52-54)

Tercera jornada y las sensaciones siguen dejando un poso positivo en el equipo. Y han pasado muchos meses para que, una derrota como la sufrida este sábado, escueca. duela y enrabieta. Y ese sentimiento, aunque parezca contradictorio, es positivo. Porque el equipo compitió y estuvo a nada de lograr la segunda victoria de la temporada. El conjunto de Poly dominó los dos primeros cuartos y se marchó al descanso 33-19 arriba. Pero, en la segunda parte, ese parcial cambió de bando.

Covirán logró un parcial en la segunda manda de 19-35, lo que le sirvió a los andaluces para ponerse dos arriba con la nocina. Pero el equipo volvió a competir y sabe que las opciones de ganar cada encuentro son reales, algo que llena de optimismo al vestuario.

Carlos Medina fue el máximo anotador del equipo con 24 puntos, firmando otro doble-doble con 14 rebotes. El equipo ya piensa en este fin de semana en el duelo en las Islas Canarias que supondrá la primera salida de la temporada en busca de un triunfo que haga resarcirse al equipo de la dolorosa derrota del sábado.