El esfuerzo personal y colectivo, la persistencia, el trabajo en equipo, la capacidad de superación ante las dificultades y el respeto hacia las personas, nos permiten establecer una actividad deportiva y social, en forma responsable y ética, basadas en valores, como:

Esfuerzo, como capacidad de superación ante las dificultades.   

Autoconfianza en creer en lo que se hace.

 

 

 

 

Persistencia en abordar objetivos de grupo, manteniendo el máximo compromiso con el mismo.

Trabajo en equipo, asociando el esfuerzo personal al colectivo. Abordamos los objetivos del grupo, a partir del esfuerzo de cada individuo.

 

 

 

Superación buscando la mejora individual en la consecución de nuestros sueños.